Circuito de Jerez



El Circuito de Jerez fue inaugurado el 8 de Diciembre de 1985, con un trazado de 4.218 metros , 16 curvas y una recta de meta de 600 metros. La pista se inauguró con una prueba del Campeonato de España de Automovilismo.

El banderazo de salida internacional fuel 13 de abril de 1986, con el Gran Premio Tío Pepe de España de Fórmula Uno, prueba que no celebraba en España desde 1981, con una llegada a meta record. Una apurada victoria de Ayrton Senna a Nigel Mansell, con una diferencia de 14 milésimas.
 

En 1987 llegó el circo de las dos ruedas, Gran Premio de España de Motociclismo, prueba que con el transcurso


de los años se ha convertido en la Fiesta de los aficionados al motor, que inundan a la ciudad y alrededores de motos, colorido, ruido y olor a gasolina.

Jerez vio crecer deportivamente a Alex Crivillé, vencedor del Campeonato del Mundo de 500 c.c., donde se alzó con el triunfo el año 1997 por delante del mítico Mike Doohan, recibiendo el trofeo de manos de S.M el Rey D. Juan Carlos.

El Circuito de Jerez fue remodelado en el año 1992, ampliando el trazado en 4.423 metros, y numerosas mejoras en las instalaciones.

Este mismo año fue construido he inaugurado un trazado de Motocross, uno de los mejores que existen en el mundo. Por primera vez en la historia del motocross, en 1996, España y Jerez acogierón la prueba reina: El Motocross de las Naciones.

Años más tarde, en 1994, Jerez volvió a albergar una prueba del Campeonato del Mundo de Formula 1 (Gran Premio de Europa), para el cual se realizaron modificaciones específicas para ser utilizadas por los formula uno, pasando el trazado a 4.428 metros.

La última remodelación y la más importante de su historia se llevó a cabo en el año 2002, para adaptar al circuito a la nueva normativa internacional, mejorar y modernizar sus instalaciones.

Gracias al clima benevolente, el Circuito de Jerez, es uno de los más requeridos por los equipos de competición donde ponen a punto sus maquinas.